Realidad aumentada: la nueva revolución de la educación

Realidad aumentada: la nueva revolución de la educación

El auge de nuevas tecnologías como la realidad aumentada ha posibilitado mejorar las técnicas de educación. Este sector importa mucho a los gobiernos, por lo que se ha invertido mucho dinero y tiempo en mejorarlo durante los últimos años. En este sentido, la realidad aumentada ha revolucionado la educación, consiguiendo mejorar el proceso de aprendizaje, como incitando a los alumnos a involucrarse más en clase.

La evolución de la educación en la historia

Todo comenzó con la tabilla, un método de enseñanza que estaba basado en unas tablas de madera, las cuales portaban el abecedario o números. Para conocer la tablilla tendríamos que remontarnos hasta 1650.

Más de 200 años después, en 1870, tendría lugar la linterna mágica, la cual ilustraba imágenes en vidrio, un recurso utilizado en Alemania y, más tarde, en Roma.

Finalizando el siglo XIX, llegó la mítica pizarra, la cual sigue siendo utilizada en 2019. Fue una ocurrencia que tuvo lugar en Escocia, ya que los alumnos disponían de pizarras individuales, pero no de una grande para la clase. Originariamente, se construía en negro, pero ahora es más famoso el color verde.

Entrados en el siglo XX, tendría lugar el proyector, un dispositivo que ilustraba una imagen en una pared o superficie para que los alumnos comprendiesen la lección. Desafortunadamente, sería un equipo que no se utilizaría mucho hasta principios del siglo XXI, cuando se mejoraría su fórmula.

Después de un centenario bastante agitado con el surgimiento de nuevas tecnologías, llegaría la pizarra digital, la cual contaría con pantallas táctiles, permitiendo al alumno o profesor interactuar de forma dinámica. Aunque la revolución más importante del siglo XXI en el sector de la educación no sólo la protagonizaría internet y los Smartphones.

En 2016, surge una revolución en todos los sentidos: la realidad aumentada y la realidad virtual. Eran tecnologías que prometían mucho a muchos sectores, habiendo sido creadas para satisfacer necesidades de todos los sectores posibles.

Con la aparición de estas tecnologías, se permite al alumno entender conceptos o lecciones algo abstractas que, anteriormente, requerían muchas horas de explicación y asimilación. Ahora, la realidad aumentada ayuda a comprender, incita al alumno a estudiar, constituye una herramienta educativa y nos acerca más a la realidad.

No hay duda de que uno de los sectores más beneficiados por esta tecnología es la educación. Lo que no sabemos, es cuánto puede mejorar lo presente.

Cerrar menú